domingo, 5 de mayo de 2013

Objeto ñoño III

Hablando en las asambleas acerca del objeto ñoño se me vino a la imagen el único peluche que tengo en mi habitación:


Tengo que destacar que sigue en mi habitación porque le tengo un especial cariño puesto que me acompaña desde mi infancia, pero la verdad es que no puede ser más ñoño...

Tras ver los objetos ñoños de mis compañeras y después de unas semanas pensándolo, hoy he decidido empoderarlo. De este modo, he decidido darle un toque personal. Lo primero que ha venido a mi cabeza ha sido cambiarle ese jersey tan feo ya que mi gusto es bastante simple y no suelo vestir con colores alegres.

Seguidamente, y aprovechando que llega el buen tiempo he decido ponerle un complemento que para mí es una pasión y tengo una gran colección. 

El resultado ha sido este:



El oso ha pasado de trasmitirme ternura a un buen rollo en general. Además, he podido darme cuenta de que podemos darle pequeños retoques de distinción a todo tipo objetos propios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada